Buscador de pintadas

domingo, 24 de junio de 2012

Estación Carabobo (y pizcas sobre la ilegalidad de las pintadas)

Ya tenemos varias de estos posteos donde lo subterráneo esta siendo usado para pintadas.

Como parte de la cultura graffitera, si se puede usar estos términos (creemos que si), lo subterráneo aparece como uno de los lugares adecuados para que se efectuén este tipo de manifestaciones.

Lo oculto, oscuro, la noche, lo ilegal, lo no-visible se asocia de grata manera a las pintadas. Podemos relacionarlos evidentemente porque el acto de pintar normalmente se lleva en paredes de propiedades que no son las propias. Incurrimos en una violación de la propiedad privada.

Muchas de la pintadas que posteamos sobre subtes estan hechas en ocasiones a las apuradas o sin terminar, que nos dan lugar a corrobar lo anteriormente dicho. Pero a su vez, tenemos otras y la de hoy misma, donde evidentemente las pintadas están acordadas con los dueños del lugar, en este caso, Metrovías. Entonces estamos ante un escenario distinto, donde se plantea la legalidad del acto, donde no hay partes en desacuerdo o daminficadas, sino beneficiadas.

Quizá tengamos un buen puntapié aquí para esbozar lo que hablamos antes: lo legal/ilegal en las pintadas como primer aproximamiento. ¿Qué se gana? ¿Qué se pierde? ¿Sigue siendo lo mismo? El escracho del grafo ha sido fagocitado por el sistema y ahora es parte del recorrido legal de las bellas artes.

Es un tema interesante para tratar, no ahora, pero que iremos desenvolviendo a medida que pasen los posteos. Como siempre, nuestro planteo es que la dicotomía es valida pero no opuesta. Creemos que ambos lados pueden existir, es más, hay exponentes que tienen un pie en ambos lados.

Pero por el momento lo mejor será dejarlos con estas hermosas pintadas de la estación de Carabobo de la línea A que sacamos con nuestra fotógrafa especial, Giselle, y donde nos encontramos con los genios de Santi Kahn y Gonza Penas.













No hay comentarios:

Publicar un comentario