Buscador de pintadas

sábado, 4 de diciembre de 2010

Su cara estaba pintada sobre el Obelisco, pero me pasé de largo. Es muchas veces la cagada de andar en auto. Ariana esperanzada suponía que al otro día tendría una segunda chance. Gino estaba seguro que no iba a estar. Y tenía razón. Resignado, busqué un poco más pero no aparecía por ningún lado.

Serán vestigios del recital en su homenaje. No dudé un segundo y la capturé. Quizá el lugar de su imagen sea tan importante como el del Obelisco. O aún más, porque esta de frente a la casa rosada. No es lo suficientemente grande para que lo vean desde el balcón. Pero su pintada si mira hacia el rosado de las paredes. Y espera. Espera por justicia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario